Alexandria, Eastern Cape, South Africa info@hopewell-lodge.com            
+27 83 281 3383

La experta lamenta que aun en la actualidad se siga asociando los fetichismos a experiencias sexuales oscuras, “a practicas desviadas, perversas o a trastornos”.

La experta lamenta que aun en la actualidad se siga asociando los fetichismos a experiencias sexuales oscuras, “a practicas desviadas, perversas o a trastornos”.

“No hay nada malo, Existen que aceptarlo”

La experta lamenta que todavia en el presente se Pro siga asociando las fetichismos a experiencias sexuales oscuras, “a practicas desviadas, perversas o a trastornos”. “Y, habitualmente, los consumidores que juega de manera consentida y no ha transpirado consensuada, asi­ como Tenemos el menor problema”, puntualiza Poch.

En su gabinete son habituales las consultas de los que siendo fetichistas de pies arrastran dificultades asociados a su parafilia. “Lo llevan oculto, no lo expresan, no lo viven con sus parejas sobre manera natural y no ha transpirado eso les crea la conjunto sobre obsesiones, a sentirse incomprendidos, desplazandolo hacia el pelo Tenemos quien lo gestiona excesivamente mal”, asegura la sexologa. “Hay quien me confiesa que le gustaria no ser fetichista —revela—, desplazandolo hacia el pelo alla toca insistir en que no Tenemos nada malo en serlo, que Tenemos que aceptarlo desplazandolo hacia el pelo vivirlo con naturalidad”.

“He audicion a hombres que se fijan en los pies sobre la chica primeramente que en su rostro u otros que se ofenden cuando las parejas creen que se excitaran por el unico hecho de verles los pies”, detalla Poch, que defiende que las fetichismos son unos anadidos mas a las relaciones.

La psicologa y no ha transpirado sexologa Arola Poch ha llevado a cabo un analisis referente a fetichismo de pies con 1.156 participantes. Fernando Ruso EL CASTELLANO

—?Por que apenas Tenemos hembras fetichistas sobre pies?

—Tradicionalmente, la sexualidad sobre la femina se limitaba a fines reproductivos. No teniamos deseo, no teniamos placer sexual. Poquito a poco, estamos ganando el espacio y estamos dejando a traves de libre an acrecentar novedosas formas sobre excitacion, Asimismo con fetichismos. Por ejemplo, en ellas es mas habitual el fetichismo de manos.

Ghalia calza un 36 asi­ como las pies son la exquisitez de muchos fetichistas de la costa malaguena. Seri­a domina, asiame en pc se dedica Asimismo a la dominacion en practicas BDSM. Su local, Domina Ghalia, lleva 3 anos de vida recibiendo visitas si bien su habilidad se alague a casi diez anos.

La domina no olvida a su primer usuario fetichista de pies, que aun a conmemoracion sobre hoy sigue requiriendo sus servicios. “Se vuelve irreflexivo, totalmente demente con los pies”, explica asombrada Ghalia, argentina, si bien residente en Espana desde hace 20 anos de vida.

“Su cambio seri­a radical, se queda rendido en el asfalto a merced sobre lo que se le ordene —confiesa—; por motivo de que en este caso, tambien de acontecer fetichista Ademi?s le fascina la sumision”. “Es ponerle los pies en el torso desplazandolo hacia el pelo su corazon se revoluciona a mil por hora, lo siente muchisimo”, desvela.

Este asistencia posee un valor de 60 eurillos a la media hora; 100 En Caso De Que la sesion se alarga hasta la hora. “Normalmente puede pedirse mas dinero”, aclara. En ese tiempo la domina recibe masajes o guia a su dominado a lo largo de la adoracion sobre las pies. En su caso, nunca se presta an efectuar masturbaciones con las pies a las clientes, si bien ese servicio si lo ofrezcan diferentes 2 chicas que trabajan con ella. “Es una eleccion personal”, apunta Ghalia.

Orgasmos que pasan por las pies

“Lo normal es que los clientes lleguen al climax —cuenta la argentina—; que se logra sobre diferentes maneras o bien se lo hace el novio mismo interactuando con mis pies o prefiere a chicas que hagan f tjob. La mayoridad suele aceptar lo que Tenemos; otros, En Caso De Que le das an elegir, prefieren la segunda opcion”.

Jose, descansa en la alfombra, rodeado sobre pies femeninos. Fernando Ruso EL ESPANOL

“Lo mas usual podri­a ser el cliente quiera lamer el pata, chuparlo, masajearlo asi­ como poco mas”, anade. “Hay individuos a las que no les interesa ni masturbarse ni ninguna cosa de eso, simplemente sienten distraccion y no ha transpirado bien esta, no quieren mas”, zanja.

En su local, separado en multiples espacios donde se realizan cualquier clase de practicas BDSM, se celebrara la citacion sobre la Spanish F t Fetisch en Malaga. Entre cadenas, brazaletes y collares desplazandolo hacia el pelo mascaras sobre cuero Tenemos la coleccion de zapatos de tacon sobre variados tamanos.

Si bien el fetichismo sobre pies asi­ como el de zapatillas sean distintas parafilias, hay una exigua camino que las separa. Segun el estudio de la sexologa Poch, un 67,5% sobre los podofilicos igualmente sienten entretenimiento hacia el calzado. Asi­ como, en este aspecto Ademi?s hay preferencias los tacones altos son la segunda alternativa mas valorada; el primer Ya lo ocupan las sandalias, que dejan al descubierto enorme pieza de el pata.

Nacho es de las que disfrutan los paseos por la playa de Malaga en los meses de estio. “En esti­o vas andando por el vuelta nautico y no ha transpirado la totalidad de las chicas van con sandalias, Tenemos veces que miro tanto al piso que me llego a rallar —confiesa el fetichista—; No obstante no creo que sea ninguna cosa nefasto por motivo de que controlo, nunca seri­a alguna cosa que me supere”.

“No me preocupo, al contrario, me chifla; desplazandolo hacia el pelo a las parejas que he tenido Ademi?s les ha hecho humor, nunca me he encontrado a ninguna que me haya tildado sobre enfermo”, recuerda. “asi­ como eso que si por mi fuera, me tiraria a los pies de la chica que me encanta —zanja—; No obstante no puede ser, Existen que controlarse”.